Se encuentra usted aquí

Anatomía de la jaiba en el pescuezo

sostiene una jaiba la cabeza

una vértebra para la movilidad anfibia

las fascias son otro tipo de hábitat

de la cangrejara ósea, las jaquecas cabronas

neurociencia toda la mística que ha equivocado las recetas

la quiropraxis del doctor Manura

los espasmos, por meses, un quebrantahuesos

y el gran simpático sometido al techo vacío y aplanador

descargas de dolor en la cabeza

mi corteza cerebral fríe a mil grados todo lo que piensa y ha sentido

el memory foam es un nuevo material ergonómico

a la jaiba en la base de mi cráneo eso le basta para afilar unas tenezas negras

migraña en racimos, cangrejera

inmoviliza, del contacto aleja y aleja, y aturde mientras sigue alejando

obligada a escuchar hasta ensordecer media cara 

y entumir la lengua y consumir la vigilia y el descanso

la cefalea y las dos mil dunas de su ventolera de vidrios

lee esto

una espinita se vuelve enredadera

la jaiba también es carroñera

alguna vez el beso en el cuello, un recuerdo que engulle la migraña y te revienta

el dolor vuelve diciendo: hay dolor

sin dormir, sin poder, el dolor brincando sobre la cama deshecha

un edredón que asfixia cuando vienen las arcadas

hielo en la frente y en la nuca

tiesa, entre tortugas pálidas de gel muy frío

querer que ya no duela es lo que más punza, lo que te agacha

cabeza de jaiba con tenazas que pinchan aunque no quieran

durante horas que ya son décadas, retumba en un cuarto propio la cefalea

no hay sutura, pico y pala en la cien

sedar mientras el dolor fractura

más jaibas fieras por el cráneo

miedo a que el dolor regrese, el dolor que te muele por todos lados.