Se encuentra usted aquí

ENTRAR AHÍ DESDE EL MUNDO 1

en un bar de la colonia con nombre y veleidad de imperio de occidente 

en una barra donde pedir una victoria es tener que ceder por una heineken

y así continuará la virulenta lucha 

de clases resentidas entre meseros y mirreyes

un lugar sin salida de emergencia y con cadeneros que te piden contraseña

dos bribones con utensilios amplificados 

la batería golpea la gravedad y la hace levitar a mil tums por segundo

la guitarra asiente que el tiempo puede ser horizontal de una sola manera

la sonoridad está en el descomprimido atmosférico del escucha y lo que escucha

revienta la exposición ciega a lo mismo que ves en lo mismo

Neo no es Keanu Reeves

pedal   mástil de la guitarra

se abren las puertas a las cuerdas de la Teoría de las Cuerdas

podemos bailar, tienes el joystick

toda la disfonía emocional en la industria del pesimismo, quiebra

mezclarse con la médula y con la luz del cañón, un obturador pineal y colectivo

reduce a la nostalgia a lo que es, una amante incompatible para el arte abstracto

por eso también hacen jam con la silueta 

de los streetfighters reloaded contra el muro

existes porque haces eco

un silbato   un platillo

un submundo de subtonos

y empieza a tambalear la voluntad, por ejemplo

técnica tambor tímpano

percutir con las computadoras

zumbar  sentir  

brilla también el sonido que se vicia

tantos transistores para poder estar juntos sin estar juntos

una jauría de secuencias

ladra el ruido

la incertidumbre se aplaca

tal vez así era el mar cuando no había fuego ni horas del día

te acapara la tonalidad descomunal

te estás moviendo

la música es un enejambre dúctil, dactilar y vigoroso.

 

 

para Federico Sánchez y Jorge Servín

CDMX, 14 mayo 2016

 

*https://laorejasordablog.wordpress.com/2016/04/14/entrevista-jorge-servin/

Categorías blog: