cuarentena

Descuadernar a Cicerón

Buena parte del encierro durante la contingencia lo he dedicado a relecturas.  He mantenido un ayuno intermitente de la prensa digital y de las redes sociales, por elección propia y porque estoy en un sitio de no siempre accesible conectividad. Durante el mes de abril me vi entroncar con mi ejemplar de Cicerón con subrayados de 1999, es una edición de Sepan Cuántos.

Confinamiento

:: :: en Tierra ::

en Tierra lo nuestro era girar:: :: en la Atmósfera:: ::

:: ¿no era lo nuestro? :: ::

:: Ahora es parar :: Todo

:: Ahora todo es parar :: Todo ::

:: Las horas de las recomendaciones :: dando vueltas sobre el colchón o alrededor de la mesa:

:: increíble que la superficie plana de la cama te disloque,

que se arremeden los sueños de la siesta a la noche ::

:: Y contenidos del cuerpo nos volvevimos rumiantes

entre la cobija y las figuritas de las pinches servilletas o unas sábanas desechables ::