Blog

La flor, la galaxia, un virus

Escrito durante el confinamiento. Fragmento de un poema inédito que gravita aun sin final conclusivo y comienza con preludios sintomáticos. Con esto, quienes hemos colaborado y con aquellxs con quienes he transitado la pandemia, celebramos el Año Viejo (con todo lo agridulce o irremediable que se haya suscitado), y celebramos el ritual de lo bueno por venir: ¡Feliz Año Nuevo! ¡Arrasaremos!

 

 

Por aquí te asomas

Nadie me dio la palabra, yo me tomé la molestia... Estrofado sin entretenedores. Esta voz que palabra no se sabe de cuándo enuncia y si pretende concluir o seguir hasta que la interrumpan. Espectador, Escucha. Mirador, asoma.

 

Créditos

video: Valentín Covarrubias @covarrubias_valentin

Música original: María Lipkau @sibarita_de_a_pie

Texto y voz: Camila Krauss @camilakrrs

Descuadernar a Cicerón

Buena parte del encierro durante la contingencia lo he dedicado a relecturas.  He mantenido un ayuno intermitente de la prensa digital y de las redes sociales, por elección propia y porque estoy en un sitio de no siempre accesible conectividad. Durante el mes de abril me vi entroncar con mi ejemplar de Cicerón con subrayados de 1999, es una edición de Sepan Cuántos.

Recado

CASI NUNCA

 

intenté hablar con Carmen

quería consultarle de…

pero las líneas sonaban ocupadas

lo que en sueños no pasa nunca, casi nunca

 

la luna ha puesto su menguante

la anciana indigente su caja de cartón en la banqueta

la ciudad un frío oscurísimo por sobre todas las cosas

yo, la libreta

 

el filo del lápiz se enfrenta al mes de noviembre

 

Carmen se comunicará más tarde

también la luna cuando sea llena

Los editores de @enlaspuas

 

El motivo de la permanencia editorial

 

 

Efrén Calleja Macedo

¿Para qué permanecemos los editores si ya vivimos los tiempos de la autopublicación? ¿Para qué sirve lo editorial cuando todos reclaman el legítimo derecho a ser leídos, escuchados y valorados sin intermediarios? ¿Para qué insistir en un oficio aparentemente rebasado por la tecnología, la urgencia y lo “natural”? ¿Para qué producir libros físicos cuando se vive tan cómodo en lo digital? Mi respuesta es breve: para editar a Camila Krauss.

"Soñé que mi celular decía te amo o hacer pop (corn) en tu cabeza"

Discurso que se aleja del texto y se acerca a la representación de algo quinésico, sonoro y gestual de una personaja alienada por las redes sociales, la comunicación frustrante y las esperas aburridas.

En el aceite algo que se cocina, en el bit vibra un dato y trepida una reacción al bit.

Información que se desborda, se contamina, se dispara, se desperdicia, que significa algo y a la vez carece de cualquier valor (especialmente nutritivo y recíproco).

No emisor. No mensaje. No destinataria.